Happy Dog Training Adiestradores caninos en Sevilla y provincia
Contacto adiestrador canino Sevilla y provincia
Blog adiestradores caninos Adiestradores caninos en Facebook Adiestradores caninos en Youtube - video
Adiestramiento canino a domicilio en Sevilla y provincia
Inicio
Obediencia básica
Nivel avanzado
Problemas de conducta
Adiestramiento a domicilio
Adiestramiento en grupo
Clases para cachorros
Flores de Bach y perros
Info servicios
Articulos
Foto clientes
Video
Quienes somos
Contacto

Contacta adiestrador canino en Utrera, Alcala de Guadaira, Dos Hermanas, Sevilla y provincia

Ansiedad por separacion perro

 

El perro, posee belleza sin vanidad, fuerza sin insolencia, valentía sin ferocidad, y todas las virtudes del hombre y ninguno de sus vicios.

(Lord Byron)

 



Perros

Pautas para la llegada del bebé

Pautas para la llegada del bebéLa llegada del bebé es a menudo motivo de preocupación por parte de los padres ya que no saben cual será la reacción del perro de la familia hacia el.

Por eso es importante que los padres y el perro se adapten a los nuevos acontecimientos con suficiente antelación, siguiendo estas pautas.


2 meses antes de la llegada del bebé


Todo lo que va a cambiar en la vida del perro cuando llega el bebé DEBE empezar a cambiar 2 meses antes de la llegada.
Por ejemplo: si el perro va a salir menos veces cuando llega el bebé, habrá que acostumbrarlo a salir menos ya 2 meses antes.

Acostumbrar el perro al carro del bebé, practicando en casa y incluso fuera; acostumbrar el perro al olor de la habitación del recién nacido y a todos los cambios que se van a producir en la casa.

Cuando tenemos el bebé

El perro tiene que tener la percepción que va a llegar una nueva vida en casa.
Desde que entramos por la puerta es importante transmitir calma y dejar que el perro vea y olisquee el bebé, siempre en los limites razonables, está claro.

El perro tiene que ser atendido primero en cuanto entramos en casa con el bebé: premiamos entonces la buena conducta, jugamos un rato con el y le damos cariño.

La presencia del niño siempre debe ser positiva para el perro, asociándola a algo positivo: cuando estamos dando de comer al bebé, podemos dar una golosina o el kong al perro; cuando el bebé llora, atendemos al perro con juego o otra actividad.
Al contrario, cuando el bebé duerme hay que ignorar al perro como si no existiera.

En general la 2 reglas fundamentales son:

  • en presencia del bebé despierto: atender al perro primero
  • cuando el bebé duerme o no está presente: ignorar la presencia del perro

Nunca dejar el perro solo con el bebé.

Supervisionar siempre cualquier interacción perro-bebé, con naturalidad y sin crear un ambiente tenso.

Premiar toda conducta buena del perro en presencia del bebé.

 

 

 


Todos los perros tienen derecho a ser felices